noviembre 15

Eficiencia energética y sostenibilidad, el reto principal para los datacenters

La sostenibilidad es un reto latente para el mundo y  especialmente para los centros de datos teniendo en cuenta el alto consumo de energía que este sector requiere y el incremento esperado debido a la creciente demanda  de sus servicios así como la entrada de nuevos proyectos con mayores densidades de consumo de energía por unidad o rack.

La preocupación frente al impacto de la huella de carbono de los grandes protagonistas de la tecnología como Meta, Microsoft o Google Cloud ha llevado a la adopción de prácticas y a la suscripción de acuerdos ambientales en los que se comprometen a vigilar sus emisiones así como las de sus proveedores incluso desde la fase de diseño y construcción. 

Según la encuesta realizada por 451 Research Group en 2020 a más de 800 proveedores de servicios de centros de datos en todo el mundo, el 57% de los encuestados piensan que la eficiencia y la sostenibilidad serán de gran importancia para la diferenciación competitiva de sus organizaciones en los siguientes tres años; mientras que el registro anterior daba cuentas de un porcentaje mucho menor, apenas del 26%. 

Acotando la inquietud sostenible a los temas de consumo de energía de Data Centers, se refiere a la investigación realizada por Andreas Manz, en 2015, sobre el ‘Uso global de electricidad de la tecnología de la comunicación, tendencias hasta 2030’, donde estima que en estos tiempos los “centros de datos utilizan aproximadamente 200 TWh de electricidad al año, lo que representa aproximadamente el 1% de la demanda mundial de electricidad”, pero en ocho años la cifra crecerá drásticamente (hasta ocho veces).

Esta perspectiva de crecimiento se presenta en un momento donde los hechos demuestran que los impactos del cambio climático son una realidad, como los sucedidos en  2022 donde se han registrado temperaturas récord, inundaciones, sequías, y cambios en el clima jamás antes vistos. Debido a esto se desarrollan agendas enfocadas a este aspecto como lo es la 27ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27); realizada en Sharm el-Sheikh, Egipto.

Con el paso del tiempo, los efectos de la crisis climática serán más notorios y se debe estar preparado. Dicho en otras palabras, la infraestructura hoy proyectada debe tener en cuenta y cumplir con especificaciones técnicas y tecnológicas orientadas a medir y optimizar el consumo de energía y su huella de carbono.

Este diseño operativo debe pensarse en dos vías: eco-eficiencia y eco-eficacia. El ahorro de energía es la prioridad siempre, por lo que al momento de escoger o contratar un data center, se debe tener en cuenta las dinámicas de interconectividad. Estos deben tener la capacidad ampliarse al mismo tiempo que permanecen atenidos a los límites y reglamentaciones energéticas de cada país. Eso significa que se deben adoptar soluciones más innovadoras, como por ejemplo la reutilización del calor generado por los equipos tecnológicos, monitorear la emisión de los gases refrigerantes y mejorar en las gestiones energéticas. 

En el mundo se están viendo acciones transformadoras orientadas para hacer de los data center espacios innovadores y más amigables con el medioambiente, como es el caso de Facebook y la expansión de su centro de almacenamiento de datos en Arizona (Estados Unidos), el cual tiene una extensión de 2,3 millones de metros cuadrados, pero usará 60% menos de agua que un centro tradicional. 


Algunos ejemplos de Eficiencia energética y sostenibilidad en Centros de datos

Blog sostenibilidad Zetta

En Dublín, otra compañía planea construir un sistema de tuberías subterráneas para trasladar los desechos de calor de sus instalaciones a un hospital y una universidad. 

Microsoft por su lado, este año anunció avances en la utilización de celdas de hidrógeno para generar energía de respaldo para sus centros de datos, esto va acorde con su compromiso de eliminar el combustible diesel y ser carbono negativo para el 2030.

En Colombia, Data Center Zetta DC, en la Zona Franca de Bogotá, se decidió por enfriamiento utilizando tecnología Free Cooling que aprovecha la fresca temperatura de Bogotá durante la mayor parte del día (14 grados celsius) para enfriar el agua en un circuito cerrado de enfriamiento, reduciendo a pocas horas el encendido de los equipos de enfriamiento..

Todas estas consideraciones deben ser tenidas en cuenta para avanzar a la velocidad esperada y proyectada en temas de interconexión, pero generando cada vez menos afectaciones en la Tierra, pensando en una transición energética acorde con las políticas públicas. 


Etiqueta

data center, Data Center Zona Franca, eficiencia energética, Sostenibilidad ambiental, ZETTA


Articulo relacionado